Los productos de Tine se manipulan cuidadosamente con AGVs de Toyota

TINE Meieriet Tretten produce una amplia gama de productos de avena y queso. Los productos se recogen automáticamente en una cinta transportadora y se almacenan en una estantería de alimentación de 9 metros de altura mediante una carretilla retráctil automática de Toyota Material Handling.

Sobre TINE Tretten

TINE SA es el mayor productor, distribuidor y exportador de productos lácteos de Noruega. Su objetivo es brindar a sus consumidores alimentos que aporten una experiencia más saludable y positiva. Antes había una lechería en casi todos los pueblos, ahora no. Sin embargo, el miedo al cierre no es un problema entre los 115 empleados de TINE Dairy Tretten. Aquí, se requieren cada vez más recursos humanos a la vez que se invierte en nuevas máquinas. En nueve líneas de producción, se producen varios quesos. Pero son los diversos productos de avena los que representan volúmenes realmente grandes, con una producción de 100.000 tazas de avena por día.

Datos y cifras

  • Empresa: Tine
  • Ubicación: Tretten, Norway
  • Sector: Dairy
  • Aplicaciones: transporte horizontal, almacenamiento, coldstore
  • Flota: 30 carretillas elevadoras manuales, 1 carretilla retráctil automatizada

Automatización donde sea posible

En 2016 la lechería de Tretten se trasladó a un almacén completamente nuevo. Como en otras instalaciones de TINE, los flujos se automatizaron siempre que fue posible. Además de lanzaderas semi-automáticas, estanterías de flujos por gravedad y conveyors, se introdujo un AGV para mover los productos lácteos al almacén de productos terminados.

Toyota Material Handling fué elegido como proveedor ya que había subministrado soluciones de automatización a otras plantas de TINE en el pasado, pero fué la primera vez que se introdujo una carretilla retráctil automática. 

Los Autopilot de Toyota gestionan 1600 ubicaciones de pallets en las estanterías de flujo por gravedad y pueden operar en otras áreas del almacén durante la temporada alta.

 

 

 

Funcionamiento de hasta 17 horas al día

Durante los últimos dos años, la lechería Tine en Tretten ha estado trabajando en estrecha colaboración con Toyota Material Handling para introducir la carretilla retráctil automática BT Reflex en sus operaciones.
 
Tanto el ingeniero de aplicaciones de Toyota, Frode Holm, como Kristian Tande, gerente del departamento de operaciones de almacén en Tretten, enfatizan que hubo una muy buena colaboración y un buen entendimiento de que ambas partes necesitaban el tiempo necesario para llegar al objetivo.
 
Kristian Tande está muy satisfecho con el AGV de Toyota, que funciona desde las cinco de la mañana hasta las diez de la noche. Tiene una capacidad de 26 pallets por hora, dependiendo de la altura que tenga que levantar. Por lo tanto, los productos con la mayor velocidad de rotación se colocan en los lugares más bajos.

Múltiples ventajas

Un AGV tarda más en recoger pallets en comparación con una carretilla manual con conductor debido al estrecho espacio operativo en Tine Tretten. Esto reduce la velocidad de la carretilla a un máximo de 2,2 m/s y requiere las comprobaciones necesarias por parte de la cámara y el ajuste de la posición de la horquilla para garantizar un manejo seguro de la carga, pero aporta muchas ventajas a Tine:

  • Seguridad mejorada
    La carretilla retráctil automática está equipada con escáneres para la detección de obstáculos, tiene una luz azul para advertir a los trabajadores de su presencia y tiene cámaras para posicionar correctamente el pallet en las estanterías.
  • Satisfacción laboral
    “Evita que los conductores deban realizar una tarea de trabajo muy monótona”, dice Tande. "Sentarse de lado, conducir tramos cortos y colocar palets en las estanterías todo el día es estresante y no supone ningún reto".
  • Efectividad en costes:
    Costes de personal reducidos.
  • Productividad mejorada
    El AGV funciona de 16 a 17 horas al día, sin pausas para el almuerzo ni colisiones. Puede cargarse durante unos minutos cuando no hay pallets en el transportador y la conexión con el cargador de pared para la batería de litio está completamente automatizada.
  • Menos mantenimiento
    En comparación con una carretilla retráctil convencional, funciona de manera mucho más suave y silenciosa, sin aceleraciones o desaceleraciones rápidas. En consecuencia, la rueda motriz solo debe cambiarse cada 10.000 horas en lugar de cada 2.500 horas. En las 3.000 horas que ha funcionado el equipo, manipuló entre 65.000 y 70.000 pallets, que es bastante más si lo comparamos con una carretilla convencional no automatizada.

La experiencia de los empleados

Los empleados de TINE notan que el AGV se detiene de vez en cuando, no por un problema técnico, sino, por ejemplo, cuando hay una pequeña astilla de madera frente a uno de los sensores.
 
Frode Holm afirma que los trabajadores pueden hacer que el equipo vuelva a funcionar rápidamente, conduciendo la carretilla manualmente (todos los equipos automáticos de Toyota se pueden operar manualmente). Aunque se les notifica la parada de la carretilla a los trabajadores por el sonido, Kristian Tande agradece la notificación por mensaje de texto, que es muy conveniente cuando se realizan otras tareas simultaneamente.

El crecimiento requiere de mayor automatización

Kristian explica que la capacidad de 26 pallets por hora es suficiente en un día de producción normal, pero durante la temporada de la avena se produce una cantidad significativamente mayor y es por ese motivo que las carretillas retráctiles manuales respaldan el AGV.
 
Ahora que la producción ha crecido alrededor de un 10% al año, Tine está considerando comprar una carretilla retráctil automatizada adicional para el almacén. Esto puede requerir una reestructuración del espacio, ya que el almacén se construyó originalmente para operación manual.
 
Si tuvieran que construir un nuevo almacén hoy, lo adaptarían mejor para equipos automatizados, con mejor calidad del suelo y más espacio.
 
(El caso empresarial completo se publicó en la revista comercial noruega Logistikk & Ledelse (Logística y Gestión) n. ° 3-2020).

Saber más sobre la automatización paso a paso
Limpiar todo